frases y palabras que solo los mexicanos entendemos

Origen y significado de algunas palabras y frases mexicanas


El ingenio mexicano nunca se ha puesto en duda, y si nos referimos a la forma en que nos comunicamos entre mexicanos, tenemos un gran repertorio que crece con los años y se ha convertido en parte de nuestro bagaje cultural. El día de hoy hablaremos de los “mexicanismos” y algunas expresiones que usamos o escuchamos diariamente en las calles de México y que pueden tener o no un origen claro pero... Nosotros nos entendemos.

¿Qué son los mexicanismos?

Un modismo es una expresión modificada del lenguaje cotidiano que no respeta las reglas de la gramática, habitualmente se usan para expresar toda una idea con pocas palabras y regularmente solo la entienden aquellas personas que tienen la misma lengua y cultura (país, estado, continente, etc.), también se le conoce como jerga popular. Por lo tanto, los modismos mexicanos son lo que llamamos “mexicanismos” y existen como resultado de la mezcla de diversas culturas, idiomas y nuestra historia.

A continuación te enlistamos algunas expresiones peculiares de la jerga mexicana con su significado y una teoría de su origen, en el caso de tenerla, coméntanos cuáles otras agregarías:

Me hace lo que el viento a Juárez:

La mayoría de los mexicanos entendemos a lo que se refiere esta analogía: significa que que a ti o cualquier persona a la que se haga referencia no le afecta cierta situación, ya sea que no le importe o no le perjudica. Literalmente quiere decir: “no me hace nada”

Su origen es incierto pero existen algunas teorías acerca de cómo se popularizó. Una de ellas hace referencia a una leyenda de la infancia de Benito Juárez, la cual dice que cuando era niño, Benito salía con otros niños a jugar y cierto día subieron a una pequeña canoa, fueron sorprendidos por un ventarrón y los niños asustados bajaron y nadaron a la orilla a excepción de Benito, que se quedó en ella hasta que el viento terminó, y de esta anécdota nació la frase.

Otras teorías aseguran la frase nació por monumentos a Juárez como el de Querétaro (en el cerro de las campanas) que a pesar de los fuertes vientos característicos de la región pareciera que la estatua del mandatario le hiciera frente sin inmutarse; o la estatua en el puerto de Tampico, donde llegó un huracán en la década de los 30’s que arrasó con árboles, techos, palmeras, edificios y lo único que permaneció intacto en la plaza fue el monumento a Benito Juárez.

Una teoría más hace referencia a un mural póstumo a Juárez en el que podemos verlo tan peinado y arreglado como siempre, sosteniendo una bandera que ondea aparentemente por un fuerte viento sin que a él se le note en el atuendo, la incongruencia del cuadro pudo dar origen a la frase y la idea de que a Juárez ni el viento lo despeinaba. Como verás, de esta frase existen muchas teorías, ¿conoces alguna otra? ¿cuál crees que sea cierta?

Teporocho:

Esta palabra la usamos regularmente para referirnos a las personas que beben mucho, casi siempre se encuentran alcoholizados o, en tono burlón, a las personas que gustan mucho de la fiesta. Lo usamos como sinónimo de “borracho” o ebrio.

El origen de la palabra, según anécdotas populares, viene del siglo XX en la Ciudad de México, en el mercado de la Merced había un puesto que vendía un “remedio para la cruda” o resaca: un brebaje compuesto por té de canela, naranja y “piquete” (pequeña cantidad de alcohol) de aguardiente, a un precio de 10 centavos. La popularidad del brebaje se extendió y enfrente del puesto original, una señora le hizo competencia, con el mismo remedio para la cruda, pero dos centavos más barato, para llamar la atención colocó un gran letrero que decía: “Té por ocho”. El remedio más económico se hizo popular entre los borrachines de la zona quienes se decían entre sí “vamos por un té por ocho”, la frase se fue deformando hasta convertirse en sustantivo de borracho la palabra “teporocho”, ¿curioso, verdad?

Quiere taparle el ojo al macho:

La expresión es usada para señalar que algo es engañoso o que se quiere distraer o desviar la atención y ocultar cosas. Se puede decir que es similar a “me quieres engañar” o “me estás mintiendo”.

Su origen viene de la actividad que hacen los arrieros cuando intentan cruzar un asno hembra con un macho, le cubren los ojos a la hembra para que no se espante mientras el burro la “monta”. La expresión de “taparle el ojo al macho” es una analogía de querer distraer al macho (en lugar de distraer a la hembra).

¡Ya nos cayó el chahuistle!

La frase se usa cuando queremos decir que algo desagradable ocurre de repente, cuando alguien es sorprendido haciendo algo indebido se dice que a esa persona “le cayó el chahuistle”, otra situación en que se usa la expresión es cuando de repente llega una persona que no nos agrada. Es similar a decir: “ya nos descubrieron” “lo descubrieron” o “llegó alguien molesto”.

Chahuiztle o chahuistle proviene de la palabra náhuatl “chahuitztli” que significa “enfermedad del maíz” por lo que el chahuistle se refiere a un hongo que infecta al maíz y vuelve inservibles a plantaciones completas. Esta enfermedad es una plaga peligros, por lo que la expresión “ya nos cayó el chahuistle” se refiere a algo realmente malo, aunque se escuche gracioso.

¡A darle que es mole de olla!

Esta popular expresión se usa por alguien que tiene la intención de animar o dar la señal de que hay que empezar una tarea importante, aprovechar una oportunidad o mandatener la actitud positiva mientras se realiza la actividad. Puede sustituirse por “Vamos a poner manos a la obra”

Más que origen hablemos del significado literal, el mole de olla es un delicioso caldo mexicano que se prepara con carne de res, verduras, elote sazonado con chile ancho y chile pasilla. Este platillo típico es tan rico que vale la pena cualquier trabajo que pueda requerir su preparación, así que… !A darle que es mole de olla!

Le das vuelo a la hilacha

Tal vez esta frase la has escuchado decir principalmente por personas mayores, y la usan para decirle a alguien que andaba de fiesta en fiesta, siempre en busca de diversión o se tomaba demasiadas libertades al punto de llegar al libertinaje. La expresión equivalente podría ser “eres un libertino”

La historia de esta expresión es más inocente de lo que la mayoría piensa. En época de nuestros abuelos, hilacha se le decía al hilo que sostiene el papalote y cuando buscaban darle más altura al papalote, le soltaban la hilacha un poco más, le daban vuelo a la hilacha para que el papalote subiera lo más posible. Una teoría similar hace referencia a que la hilacha en realidad es la cola del papalote, ya que a los papalotes se les ponía retazos largos de tela que se “deshilachaban” con la intención de darle equilibrio con el contrapeso, además de que le ayuda a tener un ascenso constante. ¿Conoces otra teoría de la expresión?

Otras mexicanismos que usamos a diario

Existen muchas otras palabras que usamos y entendemos perfectamente los mexicanos pero que pueden ser difícil de comprender para un extranjero tales como:

Ahorita: Indica un momento próximo (o no) al presente, es sinónimo de: en algún momento del futuro ocurrirá, puede ser en los próximos minutos, horas, días, semanas, etc. (ej: Ahorita me pongo a estudiar) También puede significar que acaba de ocurrir (acabo de mandar el correo ahorita).

Ahoritita: Indica un momento muy próximo al presente, inmediatamente antes o después del momento en el que se habla o escribe.

Ya merito: Sinónimo de Ahorita (ej: ya merito termino la tarea)

Ándale: Es una afirmación ( ej: Andale así merito) o una expresión que que se usa para dar ánimo (ej: ¡Andale correle!) o manifestar sorpresa (¡andale! te caché)

Órale: Se usa para llamar la atención de una persona para decirle algo (¡órale! ¿qué haces?) o apresurar a alguien (¡órale! que ya vamos tarde)

Luego luego: Es muy similar al Ahoritita

Wey o Güey: La RAE lo define como una persona tonta, pero en México es un sobrenombre para cualquier persona conocida o desconocida.

Pinche: despreciable, mezquino o de baja calidad

Chinga: El significado de esta palabra depende del contexto en el que se utiliza, pero no te preocupes visita nuestro blog: Chingar: origen del verbo más usado por los mexicanos.

Hueva: Es complejo, algunos le llaman flojera (extrema), el acto de holgazanear. Otros la entienden como zozobra, una congoja tan agobiante que no te deja hacer nada.

¿Qué otra expresión usamos los mexicanos que pueden ser confusas para las personas de otros países? Comentanos en Facebook. Te invitamos a visitar nuestro Blog y si te gustó este artículo ¡compártelo!

Si te ha gustado esto ¡dále clic!...