Espera un momento...

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

Arte Huichol, cultura ancestral llena de color y simbología


Sin duda una de las expresiones culturales más impresionantes y representativas de México es el Arte Wixárica (huirrárika) o como lo conocemos ahora, arte Huichol. Sin embargo, como gran parte de las artesanías étnicas, las piezas artísticas de los Wixaritari (Huirraritari) tienen significados y propósitos mucho más profundos. El día de hoy te platicaremos un poco del grupo étnico Wixárika, sus costumbres, cosmovisión, y por supuesto, la expresión artística que se origina gracias a sus rituales: El Arte Huichol.

Los Wixaritari uno de los pueblos originario de México más importantes

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

La comunidad Huichol radica el Gran Nayar, en una región serrana que atraviesa territorios de Durango, Nayarit, Jalisco y Zacatecas, gracias a que habitan regiones aisladas y de difícil acceso, son una de las etnias que ha logrado permanecer “pura” desde los tiempos de la conquista, pues no recibieron sus influencias, por lo que hasta hoy conservan costumbres y creencias muy antiguas de las que estamos muy orgullosos.


Dato: Su nombre real es Waxarica para el singular y Wixaritari para plural, aunque a la gran mayoría no le molesta que les llamen “huicholes” pues los han conocido así durante casi 400 años.

Cosmovisión Wixarika

Si existe una cultura indígena de la cual tomar ejemplo y sentirnos orgullosos, esa es la comunidad Wixarika, sus habitantes son personas espirituales y místicas que sienten un gran respeto por la naturaleza. Los Huicholes, basan sus creencias en sus raíces, que tienen su origen en los cuatro elementos de la creación: tierra, agua, aire y fuego.

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

Más que dioses, los wixaritari consideran a las fuerzas de la naturaleza como su familia: Tatewari (el abuelo fuego, el primer hombre), Tayaupa (el padre sol), Tatei Haramara (la madre mar), Kauyumari (o Venado Azul), el hermano mayor que es guía espiritual de los wixaritari, los guía hacia el peyote (otro de sus elementos más importantes). En sus creencias ninguna fuerza es más importante que otra, ya que si no hubiera tierra, no habría mar, si no hubiera día, no habría noche.

Para los wixaritari, el sol, el mar, la tierra, las piedras, el venado, el águila, el maíz, el peyote, son al mismo tiempo origen de la vida y compañeros de la existencia, pues de ellos reciben los consejos y guías del ser y hacer cotidiano, por medio del mara’akame (“el que sabe soñar”) el líder y figura máxima espiritual de la comunidad, será aquel que ha aprendido a penetrar el mundo de lo sagrado.

El venado y el peyote, encuentro con el espiritu Hikuri

Cuentan los ancianos que hace mucho tiempo en la sierra huichola se reunieron los abuelos para platicar de la situación en la que se encontraba el pueblo. La gente se enfermaba, no había alimentos ni agua, las lluvias no llegaban y las tierras estaban secas. Decidieron mandar de cacería a cuatro jóvenes (cuatro elementos) con la misión de encontrar y llevar alimento a la comunidad. Los cuatro jóvenes emprendieron el viaje, cada uno con su arco y flecha, caminaron días enteros sin éxito, los jóvenes estaban muy cansados y hambrientos, cuando de repente un venado grande y gordo saltó de los matorrales, olvidando su cansancio, los persiguieron sin perderlo de vista, los persiguieron durante semanas hasta que llegaron a Wirikuta (desierto de San Luis Potosí y camino sagrado de los huicholes).

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

Estaban justo en la puerta al lado del cerro de las Narices, vieron al venado brincar en esa dirección, lo buscaron pero no lo hallaron. Uno de los jóvenes lanzó una flecha que fue a caer en una gran figura de venado formada en la tierra por plantas de peyote (cactácea parasitaria, única del desierto de Real de Catorce, San Luis Potosí). Todas juntas brillaban como esmeralda por el sol, confundidos, decidieron cortarlas y llevarlas al pueblo. Días después de camino, llegaron a la sierra donde los esperaba su comunidad, se presentaron con los abuelos y les contaron su experiencia, repartieron el híkuri (peyote) a todos, y después de un rato los curó, alimentó y les quitó la sed. Desde ese momento los huicholes veneran al peyote que al mismo tiempo es venado y maíz, su espíritu guía.

El peyote le permite a la etnia llegar a un estado de trance y obtener conocimiento o nierika (sabiduría y origen de la vida). Se debe eliminar la idea de que los huicholes viven “empeyotados”, pues para ellos la planta es tan sagrada que solo lo consumen en una o dos ceremonias al año.

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

La creencia es que gracias al peyote se vinculan con sus ancestros, cumpliendo su merced y asumiéndose como guardianes del planeta, es durante este trance que los huicholes pueden ver todos los colores que plasman en sus piezas artísticas, siendo estas, resultados de sus rituales.

Sabiendo esto, podemos entender que el “arte huichol” es una forma de escritura, pues a través de estas creaciones nos cuentan sus historias, creencias, visiones y su simbología sagrada, cada pieza contiene un pedazo de su vida y cultura.


La simbología plasmada en el arte huichol

Su arte comunica el encuentro entre humanos y seres cósmicos, en sus piezas abundan imágenes de la naturaleza, animales y otros símbolos importantes para la cosmovisión wixarika, los elementos más comunes que podemos encontrar en sus expresiones artísticas son:

  • El águila

  • El águila se mueve en la parte más alta del cielo, lo puede ver todo y posee una posición privilegiada que facilita la comunicación entre el mara’akame, el universo y las deidades. Representa la búsqueda de visiones o el don de ver.

  • El venado

  • El venado fue quien los guió hasta Wirikuta (considerado el corazón del mundo) y los llevó al cactus sagrado que mitiga el hambre y el cansancio. Representa su espíritu guía y salvador del pueblo, creador del maíz y el peyote.

  • Flecha y Jícara

  • La flecha representa el género masculino, es un objeto que penetra y se usa para cazar. La jícara simboliza lo femenino, es donde se deposita la vida, pues en ella transportan semillas, agua o peyote.

  • Lagartija

  • Es la encargada de cuidar al abuelo fuego, tiene conexión con el sol pues son asiduas a la compañía de sus rayos y su calor, además sus patas señalan a cada uno de los puntos cardinales, por lo que también son guías.

  • El fuego

  • El fuego es mucho más antiguo que el sol, por lo que representa una de las primeras deidades, pues sin él ninguno de los otros elementos existiría.

  • Hikuri o peyote

  • Un símbolo muy común de sus diseños, el hikuri une la tierra con el universo y ofrece comunicación directa con los dioses. Aquellos que tienen el honor de consumirlo tendrán visiones que les darán sabiduría.

  • Ojo de Dios

  • Es un símbolo de poder y protección, sirve para ver y entender lo desconocido, su forma representa cinco puntos cardinales del universo: Norte, sur, este, oeste y el centro como punto de partida de todo. Es la figura más importante en la cultura wixarika.

Arte contemporáneo Huichol

arte huichol, cultura, color, tradición wixarika wixaritari

Actualmente se hace “arte contemporáneo huichol” o lo que conocemos comercialmente, que tiene su origen en el arte tradicional o de ritual, que son los objetos ceremoniales que se daban de ofrenda, anteriormente se usaban materiales como el cuarzo y concha; la chaquira se empezó a usar a finales del siglo XIX; las tablas de estambre antes se hacían con pochote y lana cruda. En las tablas se representan las visiones obtenidas en las ceremonias y las creaciones con chaquira expresan los rezos y símbolos más importantes.

Hoy en día se puede decir que no hay otro grupo étnico en México que conserve sus creencias, cultos y tradiciones tan profundamente como lo han hecho los Huicholes y en los tiempos que vivimos actualmente es sumamente importante aprender y seguir sus ejemplos, es nuestra responsabilidad cuidar los recursos y conectarnos con los animales, las plantas y la tierra, ya que todos somos parte del mismo ecosistema.

“Mi pueblo considera que cada elemento de este territorio es sagrado. Cada pino brillante que está naciendo, cada grano de arena en las playas de los ríos, los arroyos, cada gota de rocío entre las sombras de los bosques, cada colina, y hasta el sonido de los insectos, son cosas sagradas para la mentalidad y las tradiciones de mi pueblo. La savia circula por dentro de los árboles llevando consigo la memoria de los Pieles Rojas. Los Caras Pálidas olvidan a su nación cuando mueren y emprenden el viaje a las estrellas. No sucede igual con nuestros muertos, nunca olvidan a nuestra tierra madre. Nosotros somos parte de la tierra y la tierra es parte de nosotros. Las flores que aroman el aire son nuestras hermanas. El venado, el caballo y el águila también son nuestros hermanos. Los desfiladeros, los pastizales húmedos, el calor del cuerpo del caballo o del nuestro, forman un todo único.” Carta de un jefe piel roja al presidente de los Estados Unidos

Te invitamos a que visites nuestro Blog y si te gustó este artículo ¡compartelo!


Si te ha gustado esto ¡dále clic!...