Espera un momento...

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

“Mujeres públicas”: El registro fotográfico de las prostitutas en México del siglo XIX


Con el fin de combatir los problemas sanitarios que enfrentaban las grandes ciudades, como la ciudad de México, a mediados del siglo XIX, se adoptaron diferentes políticas y campañas de salubridad, ninguna tan curiosa como la elaboración del “Registro de las Mujeres Públicas”.

Política para prevenir las ETS

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

En 1865, el emperador de México Maximiliano I, emitió un decreto en el cual se obligaba a las prostitutas de la Ciudad de México a registrarse con un retrato y una serie de datos personales para la elaboración de un catálogo que permitiera “proteger a los soldados del Ejército francés” durante la intervención gala entre 1862 y 1865. Los soldados “obviamente” tendrían contacto con mujeres que se dedicaban a la prostitución (y en aquel entonces no había cura para las enfermedades sexuales) teniendo un libro con toda la información de ellas sería más fácil un control sanitario.

Libro con valor histórico

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

La obra resultante de este decreto tendría un doble valor histórico para nuestro país: representaría uno de los primeros usos de la fotografía y además el primer registro de las prostitutas de la Ciudad de México.

El libro de 166 páginas se compone de 598 fotos de mujeres que ofrecían sus servicios sexuales. Sus rostros eran como el de cualquier otra mujer, con vestidos de la época, elegantes, algunas con sombrilla, otras posaban mostrando su coquetería con la mano en la cintura o en la cara, las más atrevidas levantaban un poco su vestido para mostrar su pie o la crinolina. Muy pocas mostraban una sonrisa y unas, incluso, cerraban los ojos o bajaban la mirada.

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

Junto a cada fotografía aparecen los datos de las mujeres, tales como: nombre, lugar de origen, edad, oficio previo, domicilio, categoría, forma de trabajo (prostíbulo o independiente), enfermedades padecidas, cambio de estado civil, entre otros.



Clasismo de la época

Las categorías en las que se divide a las mujeres dentro del libro son: prostitutas de primera, segunda y tercera clase. Pero también incluyen otras dos secciones: “Niñas criollas” y “Callejeras sin categoría”. Evidenciando el clasismo de la época e incluso dejando entrever cierta permisividad hacia la pederastía. Las mujeres registradas cuando mucho llegaban a los 30 años y la gran mayoría se encontraban entre los 17 y los 20 años de edad.

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

Entre las prostitutas de primera clase estaban las mujeres extranjeras y las que trabajaban en casas de de zonas residenciales a las que asistían personajes poderosos de la época, la segunda y tercera clase se conformaba por aquellas que trabajaban en burdeles, cantinas y casas de citas de menos categoría y en la sección “Callejera sin categoría” se encontraban las mujeres que trabajaban en la vía pública, en la última sección aparecían adolescentes que trabajaban en las casas de citas.


¿Cómo las categorizaban?

registro fotográfico de las mujeres públicas prostitutas méxico maximiliano

Las prostitutas debían asistir a revisiones médicas periódicas y pagaban impuestos según su categoría, la cual se les otorgaba por el lugar en el que trabajaban, muy pocas trabajaban en la calle. Los inspectores revisaban las casas de citas y entonces definían su clasificación.

Este peculiar libro actualmente se encuentra bajo resguardo del Instituto Nacional de Salud Pública de la Secretaría de Salud, en Cuernavaca, Morelos.

¿Sabías de la existencia de este registro fotográfico? ¿Qué opinas de la singular política adoptada? ¡Coméntanos en Facebook! y si te gustó la información ¡compartela!.

Disfruta de este artículo con el sabor de Pulque Vervena®. ►Compra aquí◄

Si te ha gustado esto ¡dále clic!...